Estas son las tipologías de autoconsumo fotovoltaico establecidas

tipologias-autoconsumo-01.jpg

Las instalaciones de autoconsumo se pueden clasificar de muchas maneras. En otras ocasiones lo hemos hecho por el tipo de cubierta en el que se colocan y por la estructura que necesitan. Pero esta vez queremos analizar las tipologías oficiales que existen de autoconsumo, es decir, las que definen legalmente como es la instalación cuando se registra:

Autoconsumo sin excedentes

Son las instalaciones solares que se encuentran conectadas a la red para consumir la energía necesaria cuando no se genera la suficiente, pero no tienen posibilidad de inyectar energía en la red. Esto se debe a que cuentan con un sistema antivertido a la red de distribución y transporte y por lo tanto no pueden aprovechar los excedentes de la instalación.

Autoconsumo con excedentes acogidos a compensación

Son las instalaciones solares que además de generar energía eléctrica para el consumo, inyectan los excedentes no utilizados en la red de transporte y distribución a cambio de una compensación. Esto quiere decir que cuando no se consume toda la energía que produce la instalación de autoconsumo, la energía sobrante se inyecta a la red, por lo que también se encuentran conectadas a la red. La compensación la realiza la comercializadora de electricidad reduciendo el coste de la energía comprada a la red con los excedentes que se han vertido.

Para poder realizar la compensación de excedentes es necesario que la energía tenga origen renovable, que la potencia de la instalación no sea superior a 100kW, que el consumidor tenga un único contrato para el suministro y que se haya realizado un contrato específico para la compensación de excedentes.

Autoconsumo con excedentes no acogidos a composición

Son las instalaciones solares que generan energía eléctrica para el consumo pero no inyectan los excedentes no utilizados a la red de transporte y distribución para obtener una compensación. Al igual que las demás instalaciones de autoconsumo se encuentra conectada a la red para consumir la energía necesaria cuando la instalación no genera la suficiente para abastecer el total del consumo. El motivo por el que un consumidor no se acoge a compensación de excedentes es porque lo elige voluntariamente, o porque no cumple alguna de las condiciones necesarias para poder hacerlo. En esta modalidad de autoconsumo los excedentes son vendidos en el mercado eléctrico.

En Nextenergy realizamos las instalaciones de autoconsumo en función de tus necesidades. Elige la modalidad de autoconsumo que quieres tener en tu instalación y pídenos un estudio técnico-económico. ¡Súmate al autoconsumo!