Los pasos a seguir para tener una instalación de autoconsumo en tu vivienda

pasos-instalacion-autoconsumo-01.jpg

A la hora de llevar a cabo una instalación de autoconsumo hay que realizar una serie de pasos para llevarla a cabo. El proceso de realizar una instalación engloba más acciones que el hecho de colocar unas placas solares, y por eso, queremos explicártelas todas.

  • Realización de un estudio técnico-económico de tu instalación solar. Este estudio totalmente personalizado se tiene que realizar en base a tus necesidades de consumo analizando tu factura actual de la luz. En función de eso se decidirá cómo debe ser la dimensión de tu instalación para que se adapte a tus necesidades y puedas aprovechar el máximo de energía posible. También se tienen que conocer los hábitos de consumo y ver si se pueden adaptar a las horas de generación solar, ya que en caso de que no se pueda y sea un gran consumo, sería necesario plantear añadir baterías a la instalación. Toda esta información se decide analizando el consumo anual de la vivienda en los años más recientes.
  • Gestionar los permisos pertinentes. Para poder llevar a cabo la instalación es necesario solicitar todos los trámites administrativos correspondientes. Por lo general suelen ser la licencia de obra al ayuntamiento del municipio en el que se encuentra la vivienda, y una declaración responsable. Pero en función de cómo y dónde sea la instalación estos permisos pueden ser diferentes.
  • Realizar el montaje de la instalación. Es el momento de que los especialistas técnicos en montaje de instalaciones solares se encarguen de llevar a cabo la instalación de autoconsumo. Una vez realizada ya estará funcionando y produciendo energía, aunque falten pasos por realizar.
  • Legalizar la instalación. En este paso hay que realizar este trámite que consiste en presentar un certificado de baja tensión en el que se especifique que la instalación cumple las normas correspondientes. Es en este momento cuando se especifica que modalidad de autoconsumo es: sin excedentes, con excedentes acogidos a compensación o con excedentes no acogidos a compensación. Además, los técnicos tienen que dar de alta la instalación en el registro.
  • Notificar a la compañía distribuidora. En el caso de que se haya optado por un autoconsumo con excedentes es necesario comunicar a la empresa comercializadora de electricidad que en el CUPS que se ha realizado la instalación hay un autoconsumo de ese tipo. La comercializadora se encargará de programar el contador para que registre la energía inyectada en la red y se pueda obtener la compensación correspondiente por ello.
  • Compensar los excedentes. Para poder realizar la compensación de excedentes se tiene que firmar un contrato con la comercializadora en el que se establezcan las condiciones y el precio de la energía inyectada en la red. Desde que se finaliza la instalación y empieza a funcionar hasta que se empieza a compensar los excedentes pasa un tiempo durante el cual esos excedentes generados se pierden.
  • Realizar el trámite de la ayuda correspondiente. Ya sea de las subvenciones autonómicas a las instalaciones de autoconsumo o las reducciones en el pago de algunos impuestos locales.

Si realizas tu instalación con Nextenergy no tendrás que ocuparte de ninguno de estos pasos que te hemos contado. Nosotros nos encargamos de realizarlos por ti, ya que nuestras instalaciones son «llave en mano»; es decir, tú no tienes que encargarte de nada.