Así crece la energía fotovoltaica

flotante-solar-01-1280x640.jpg

El pasado mes de abril se alcanzaba la cifra del primer teravatio de energía solar instalado en todo el planeta. Esta cifra que ha sido certificada marca un antes y un después en el crecimiento de la fotovoltaica.

La energía solar y su crecimiento exponencial

El crecimiento que están experimentando las instalaciones solares está siendo exponencial, ya que hace 10 años tan solo había instalado a nivel global 100GW. Durante el año 2021 se alcanzó de nuevo otro récord al instalarse 168GW de energía solar. Si en esta última década se ha alcanzado la cifra de 1TW de capacidad de energía solar, las previsiones indican que en 2025 se habrá duplicado esta cantidad alcanzando los 2,3TW a nivel global.

España durante el año 2021 consiguió alcanzar la cantidad de 4,8GW de energía solar instalada, situándose en el puesto número 8 a nivel mundial. Además, la capacidad solar instalada aumentó un 37% con respecto al año anterior, y las previsiones son aún mayores para el siguiente año.

A nivel mundial y a la cabeza de energía solar instalada se posiciona China con un crecimiento anual del 14%. En segundo lugar se encuentra Estados Unidos, que añadió la mitad de capacidad de energía solar que China durante 2021, a pesar de experimentar un crecimiento del 42%. Y en tercer lugar está India.

Crecimiento de las instalaciones de autoconsumo en España

En España las instalaciones solares que están liderando la tendencia son las de autoconsumo. Somos el país de Europa con más horas de luz solar, de media unas 2.500 al año, lo que nos ha permitido crecer a un ritmo muy rápido. Este crecimiento se debe a los siguientes factores:

  • El despegue definitivo del sector fotovoltaico, con unos costes de instalación más asequibles.
  • El aumento de la competitividad de las empresas al incrementarse el ahorro energético y hacer un uso más eficiente de la energía necesaria.
  • El establecimiento de nuevas regulaciones que fomentan las instalaciones de autoconsumo y el consumo de este tipo de energía.
  • Las ayudas al autoconsumo que están disponibles en cada comunidad autónoma, así como las reducciones de IBI y de IRPF.
  • El incremento de la factura de la luz que ha elevado el gasto energético.
  • La necesidad de reducir la dependencia externa de energías contaminantes para utilizar energías renovables y limpias.