¿Cuál es la mejor orientación para las placas solares?

orientacion-placas-01.jpg

Uno de los elementos que determina el rendimiento de una instalación solar es la orientación que tengan las placas solares. En función de su orientación podemos aprovechar al máximo las horas de sol existentes para que el rendimiento de las placas solares sea el máximo posible y por lo tanto la generación de energía eléctrica. Te explicamos cómo tiene que ser la orientación de las placas solares:

Para que las placas solares puedan tener su máxima producción tienen que estar orientadas hacia el sur, para asegurar la mayor irradiación solar durante el día. Con esta orientación los rayos del sol inciden perpendicularmente sobre la superficie de las placas solares siendo su rendimiento y aprovechamiento energético máximo.

¿Qué alternativas hay a esta orientación?

Si no es posible orientar las placas solares hacia el sur porque la cubierta no está orientada en esta dirección hay que buscar alternativas:

  • Enfocar las placas al sureste o al suroeste. Desviar la orientación de las placas solares unos 45º provocará unas pérdidas de entre el 1% y el 4%, algo residual que los proyectos solares pueden asumir.
  • Enfocar las placas al este o al oeste. El rendimiento se verá reducido en un 20%, por lo que puede seguir siendo una opción con la que se obtendría un alto porcentaje de aprovechamiento. La orientación oeste es preferible a la este.
  • Enfocar las placas al norte. En estos casos hay muy poca incidencia de la radiación solar, por lo que al no ser que te merezca la pena es la opción menos recomendada de todas.

Tienes que tener en cuenta que las sombras también son un factor determinante que pueden arruinar la producción solar a pesar de tener una buena orientación. Antes de llevar a cabo la instalación solar es necesario analizar a fondo todos los objetos que puedan incidir en algún momento del día sobre el lugar donde se van a ubicar las placas solares (antenas, edificios, árboles, chimeneas…). Descubre aquí otros factores que aumentan el rendimiento de las placas solares.