¿Cómo está compuesta una placa solar?

composicion-placa-solar-01.jpg

El elemento principal de una instalación solar son las placas solares. Pero, ¿conoces todo sobre ellas? Te lo contamos aquí.

Las placas solares son un dispositivo que se encarga de captar la energía solar y transformarla en electricidad. Están compuestas por unos elementos que se encargan de captar los fotones del sol llamados celdas fotovoltaicas, y a través de materiales semiconductores los transforma en electrones.

Elementos de las placas solares

  • Cristal frontal: es la parte de la placa solar que se encuentra en contacto con los rayos de sol, y es resistente a todo tipo de temperaturas y protege las celdas solares.
  • Encapsulado: está elaborado con silicona para retener las radiaciones del sol formando una capa selladora.
  • Celdas solares: es el elemento de cristal revestido por silicio que que está ubicado a lo largo del panel solar.
  • Caja de conexiones: es el sistema de cableado que compone la placa solar y que protege de accidentes con la corriente eléctrica.
  • Marco de aluminio: rodea la placa solar por todas sus partes y tiene agujeros de fijación.
  • Pegatina de PVC: se encuentra en la parte posterior de los paneles solares.

El elemento que determina la potencia y el rendimiento de la placa solar son las celdas solares. Una celda fotovoltaica puede producir entre 0,5 y 0,6 voltios, así que en función del número de celdas que tenga podrá alcanzar una mayor o menor potencia.

El número de celdas solares también define las dimensiones del panel solar. Los más comunes son los de uso residencial formados por 60 celdas, dispuestas en 6 filas de 10 celdas. Los de uso industrial cuentan con 72 celdas, aumentando su tamaño y su potencia.

Además, las placas solares pueden ser de tres tipos diferentes: monocristalinas, policristalinas y amorfas. Las monocristalinas están compuestas por células monocristalinas y son de color negro, las policristalinas están compuestas por células policristalinas y tienen un color azulado y las amorfas que son de capa fina con un funcionamiento similar a las monocristalinas pero una elaboración diferente.